Moneda clave: descripción general, importancia y pares de monedas clave

 

¿Qué es la moneda clave?

La moneda clave es una moneda que no fluctúa demasiado, ayuda a establecer los tipos de cambio y admite transacciones globales. El término «moneda clave» también se puede utilizar para definir las monedas más importantes del mundo.

Dado que una moneda clave se reconoce a nivel mundial, puede establecer el valor de otras monedas. Las monedas clave son las monedas de países económicamente estables, financieramente fuertes, desarrollados y participantes del mercado global.

Moneda clave

Una moneda clave actúa como valor de referencia en las transacciones financieras globales. En el mercado de divisas, proporciona tipos de cambio estables para otras monedas. Por lo tanto, los países pequeños que dependen en gran medida de las exportaciones pueden implementar monedas clave para reducir los riesgos cambiarios involucrados en el comercio internacional.

Resumen

  • La moneda clave es una moneda importante que no varía mucho, ayuda en las transacciones internacionales y establece los tipos de cambio.
  • Los países más pequeños y en desarrollo mantienen reservas de monedas clave para liquidar obligaciones de deuda global y respaldar inversiones.
  • Muchos países vinculan sus monedas a una o una canasta de monedas clave para estabilizar su economía y facilitar las transacciones internacionales.

Importancia de una moneda clave

Una moneda clave afecta el tipo de cambio de los países más pequeños; por tanto, los bancos centrales mantienen reservas de divisas clave. Las monedas de reserva ayudan a completar transacciones globales, pagar obligaciones de deuda externa y respaldar inversiones. Una moneda de reserva puede ser o no una moneda clave.

Los países tienen monedas clave para pagar una gran cantidad de dinero negociado internacionalmente materias primas, como el petróleo y el oro, que generalmente se clasifican en una moneda clave. Además, cuando diferentes países acuerdan un trato, generalmente utilizan una moneda clave para fines de transacción para reducir el riesgo de cambios en los tipos de cambio durante el tiempo del trato.

Los países con monedas no clave suelen vincular sus monedas nacionales a monedas clave. Al hacerlo, los países más pequeños y en desarrollo esperan facilitar las transacciones internacionales y estabilizar la economía.

Si bien la fijación de la moneda nacional a la moneda clave reduce la flexibilidad de las políticas monetarias, aumenta la confianza en la economía del país.

El dólar estadounidense como moneda clave internacional

Durante las últimas siete décadas, el dólar estadounidense ha alcanzado una posición de liderazgo entre todas las demás unidades monetarias del mundo. Se ha convertido en un medio de intercambio global, facilitando las inversiones y el comercio global en un entorno más seguro.

El dominio global de EE. UU. En Producto interno bruto (PIB), la estabilidad monetaria, el comercio mundial, los flujos de capital y las inversiones extranjeras directas han llevado al dólar estadounidense a ser la moneda clave del mundo. Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), en el primer trimestre de 2020, el dólar estadounidense representó aproximadamente el 62% de las tenencias de divisas en comparación con el 20% del euro y el 6% del yen.

Además, en tiempos de crisis o pánico, las tesorerías estadounidenses o el efectivo en cualquier moneda líquida son las inversiones más demandadas. El dólar estadounidense se utiliza ampliamente en casi todo, desde transacciones de divisas hasta precios de productos básicos y comercio internacional. Hace que el dólar estadounidense sea una moneda importante para inversores y empresas.

Muchos países realizan inversiones en activos denominados en dólares estadounidenses debido a su estabilidad y valor internacional. Además, proporciona un mercado con los bonos más líquidos.

Además, se cree que los bonos del Tesoro son el mejor activo libre de riesgo del mundo, y los rendimientos de los bonos del Tesoro de EE. UU. Son superiores a los de los bonos del Tesoro japonés y europeo. Incluso cuando los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense caen a un mínimo histórico, están un 1% por encima de sus contrapartes.

Pares de divisas clave

En el mercado de divisas, un par de divisas es la estimación del valor de una divisa en relación con otra. La moneda utilizada como referencia se llama moneda de cotización y la otra moneda se llama moneda base. Los siguientes son algunos de los pares de divisas clave:

Euro / dólar estadounidense (EUR / USD)

También conocido como Euro, es el par más popular. Las publicaciones económicas de la Reserva Federal de EE. UU. Y el Banco Central Europeo tienen un impacto en el par de divisas. El valor del EUR / USD cae a medida que aumenta el valor del dólar y viceversa.

Libra esterlina británica / Dólar estadounidense (GBP / USD)

En el siglo XIX, el intercambio entre los países solía realizarse a través de un cable tendido a lo largo del fondo del Océano Atlántico. Por lo tanto, el comercio de GBP / USD es referido como comercio el cable.»

Dólar estadounidense / Yen japonés (USD / JPY)

El par de divisas clave anterior se denomina «Gopher». El yen japonés es una moneda popular para las estrategias de carry trade, que es similar a la estrategia de compra baja y venta alta. Los operadores e inversores pueden beneficiarse de la diferencia en las tasas de interés del yen japonés y el USD, ya que la tasa de interés del par USD / JPY sigue siendo baja.

Dólar estadounidense / Dólar canadiense (USD / CAD)

Es un par de productos básicos comúnmente llamado «Loonie». Si bien la proximidad de Canadá a EE. UU. Permite compartir grandes volúmenes de comercio, los aranceles impuestos por los gobiernos de ambos países han hecho que el CAD sea vulnerable a la volatilidad del mercado.

Dólar estadounidense / Franco suizo (USD / CHF)

Conocido como el «Swissie», la diferencia de tasa de interés entre Banco Nacional de Suiza y la Reserva Federal de EE. UU. tiene un gran impacto en este par de divisas clave. Similar al USD, el franco suizo se considera una moneda de refugio seguro y también se aprecia en tiempos de incertidumbre en los mercados globales.

La elección de un par de divisas depende del país donde el inversor negociará o buscará oportunidades de inversión.