Deuda senior: definición y explicación de deuda senior

 

¿Qué es la deuda senior?

La deuda senior, o un pagaré senior, es el dinero que debe una empresa que tiene los primeros reclamos sobre los flujos de efectivo de la empresa. Es más segura que cualquier otra deuda, como la deuda subordinada (también conocida como deuda junior), porque la deuda senior generalmente está garantizada por activos. Significa que al prestamista se le concede un primer derecho de retención sobre el propiedad, planta o equipo en caso de que la empresa no cumpla con sus obligaciones de reembolso.

Deuda senior

Una pirámide que muestra dónde se ubica la deuda seniorLos tipos más comunes de deuda senior son Deuda a plazo senior y Línea de Crédito Rotatorio. Son proporcionados por el comercial o corporativo bancario departamentos de un banco.

Características básicas de la deuda senior

Como se muestra en el diagrama anterior, financiar la empresa a través de deuda senior proporciona el riesgo más bajo y la prioridad de pago más alta para el prestamista, en comparación con otros tipos de deuda. Los deudores, generalmente los tenedores de bonos y los bancos, tienen derecho al reembolso antes que a los accionistas, en caso de que la empresa atraviese una quiebra o liquidación.

Como se trata de dinero prestado, cada capa de deuda tiene un calendario de pago de la tasa de interés correspondiente, donde la empresa realizará pagos regulares de capital e intereses. Además, para tratar de evitar una posible insolvencia del prestatario, los deudores senior pueden impedir que la empresa emita deudas junior. Si es así, esto se establece en los convenios de deuda senior que están diseñados para brindar protección adicional contra una pérdida para el prestamista.

Pactos de deuda senior

Los convenios de deuda son acuerdos entre el prestatario y el prestamista que pueden ser bastante restrictivos. Por ejemplo, se puede solicitar a la empresa prestataria que mantenga un perfil crediticio designado. Esto se logra apuntando a un cierto nivel de ratios de apalancamiento, como la cobertura del servicio de la deuda y los índices de cobertura del servicio de intereses.

Es posible que la empresa también deba mantener determinadas actividades comerciales o que se abstenga de realizar actividades o inversiones que estén fuera de sus operaciones comerciales principales. Si el prestatario no cumple con el convenio, entonces el prestamista tiene derecho a rescindir el préstamo y exigir el reembolso inmediato de los intereses y el capital acumulados, o de realizar cambios en el contrato de préstamo, como aumentar la tasa de interés cobrada por el préstamo. .

Considerada una inversión más segura

Dado que la deuda senior se considera una inversión más segura, los prestamistas reciben la menor cantidad de rendimiento por ella. A diferencia de la deuda senior, cuando los bancos asumen alguna deuda junior de una empresa, cobrarán más Tasas de interés para compensar el riesgo de tener un estado subordinado.

Varias empresas pueden acceder a la deuda senior y los principales bancos la ofrecen ampliamente. Estos bancos generalmente tienen un bajo costo de financiamiento y un margen rentable entre este costo y la tasa de interés que cobran a sus prestatarios.

Además, para mantener un sistema financiero saludable, los reguladores financieros implementan estándares y requisitos que alientan a los bancos a asumir menos riesgos y concentrarse más en ofrecer productos financieros “senior”.

Deuda senior no garantizada

La deuda no garantizada es diferente en que no tiene un activo pignorado como colateral. En cambio, los deudores tienen un derecho general contra los activos de la empresa. Si la empresa se declara en quiebra, los acreedores senior no garantizados son los primeros en recibir el pago de los activos de la empresa, excluyendo los activos pignorados para los titulares senior garantizados. Cualquier activo restante, después de que se haya pagado a los deudores principales, pasará a los deudores subordinados.